Atravesando un invierno tan frío como este, la calefacción es más necesaria que nunca, pero no más barata. Hoy os traemos los trucos necesarios para gastar menos calefacción ¡Te sorprenderá lo que te puedes llegar a ahorrar! Y tranquil@, no pasarás frío.

1 – Mejorar el aislamiento de la vivienda

Sabemos que esto requiere de una inversión elevada, pero que a la larga sale rentable, ya que se puede reducir hasta un 90% el consumo de energía. Así que, si puedes permitírtelo no dudes en hacerlo y sino tranquil@, traemos algunos truquillos alternativos 😉

Los hogares que no están correctamente aislados pierden calor por todas partes. Exactamente un 25% de calor por el techo, 35% por las paredes, 10% por las ventanas y otro tanto por el suelo, mientras que el 20% restante lo hacen por la renovación del aire y los puentes térmicos (vigas o pilares no aislados del exterior). Por lo que además de ahorrarte calefacción tendrás más calor en casa de forma natural.

2 – Aprovecha al máximo el calor

Si no puedes llevar a cabo la inversión para aislar tu casa existen muchos trucos que te ayudarán a reducir la pérdida de calor. ¿Cómo aislar nuestro hogar sin necesidad de reformas?

  • Además de cerrar las persianas por la noche, utiliza cortinas gruesas para que no se escape el calor ni entre el frío del exterior. Por el día abre ambas para que los rayos de sol calienten tu hogar de forma natural.
  • Aplica masilla en los marcos de las ventanas verás como reduces la pérdida de calor por poco dinero. También puedes poner burletes de goma en el interior de los marcos para aislarlas todavía más.
  • Las ventanas sin doble revestimiento implican una pérdida constante de energía, si tienes este tipo de ventana, siempre puedes reforzarlas tu mism@. Te servirá con plástico de burbujas, un cuchillo y un bote de spray lleno de agua. Al rociar la ventana con agua el plástico de burbujas se adhiere a la misma perfectamente.
  • Cubre el suelo con alfombras, no sólo son un elemento de decoración, sino que evitan que el suelo helado transfieran ese frío a tu hogar.
  • Si las paredes no están aisladas el calor se escapará a través de ellas, pero lo puedes evitar poniendo aluminio entre el calefactor y la pared. De esta forma el calor se dirigirá hacia nuestras habitaciones, aprovechándolo al máximo.
  • También es recomendable recubrir la parte externa de tus tuberías con TLC para evitar que el calor se disipe.

3 – Ajustar la temperatura de la calefacción

En invierno se recomienda mantener una temperatura estable de entre 19º y 21º durante el día, mientras que por la noche se recomienda bajar a unos 15º. Piensa que cada grado que sumemos puede incrementar nuestro gasto hasta un 7%.

Además de que los radiadores se han de purgar cada otoño para sacarle el aire que puedan contener y que funcionen correctamente, ya que el aire dificulta la transmisión de calor del agua al exterior.

¡Esperamos que te hayan sido de utilidad estos consejos! Para convertirte en un@ auténtic@ ahorrador@ no te pierdas estos consejos básicos para ahorrar.

Compártelo Gracias 🙂

Deja un comentario